Cuando vemos la palabra Firestop en las páginas de búsquedas en internet y no estamos familiarizados con el tema, lo asociamos con un sistema que apagará el incendio de alguna manera. Esto es en cierta parte cierto, aunque en realidad la forma en la que estos sistemas actúan contra el fuego no es generando acciones contra las llamas, lo hacen proporcionando los elementos necesarios para que cuando se está generando un incendio este no se propague incontroladamente y quizá se pueda mitigar sin acciones humanas rápidas.

El mayor desafío al momento de instalar estos sistemas es saber donde deben ser colocados, ya que hay diversos objetivos a cumplir. La principal causa del desarrollo de estas tecnologías está en salvar vidas humanas, y esto se debe a que cuando inicia un incendio, los minutos que pasan de tener un aire limpio, respirable y que permita la visión son pocos hasta el momento en el que el aire ya tiene las condiciones contrarias en un local ocupado por personas. Es por ello que los sitios donde se colocan estos sistemas es principalmente en las zonas dedicadas a las rutas de evacuación y desalojo por emergencias de un edificio ya que las muertes que se tienen en un incendio se dan principalmente por respirar gases tóxicos y la posterior pérdida de conocimiento de la persona. Al colocar sellos que no permiten que siga entrando aire con alta carga de oxígeno a los cuartos con inicios de fuego y no dejar pasar los humos tóxicos que salen de los mismos hacia las áreas que están siendo ocupadas por personas, cumplimos dos de los objetivos para los cuales son instalados estos elementos.

Otro de los puntos donde generalmente se colocan los sellos es en los cuartos donde se concentran gran número de componentes eléctricos ya que el riesgo de generación de chispas por sobrecarga o corto circuito es alto, además de que las pérdidas materiales en estos puede llegar a ser crítica tanto económicamente como en el riesgo de detener operaciones por un lapso prolongado de tiempo si el incendio es de grandes dimensiones.

Uno de los aspectos a cuidar en los edificios son los puntos donde el aire circula de un piso inferior a un piso superior, estos pueden ser las juntas estructurales entre dos grandes bloques de concreto, los pasos de cables eléctricos o de voz y datos entre niveles y los ductos de aire acondicionado en esas mismas condiciones. En todos estos casos se debe tener en cuanta la instalación de sellos contra incendio Firestop, para que un incendio generado en los niveles inferiores no pase a los niveles superiores con pérdidas materiales enormes y riesgos a la salud y vida de las personas. No menos importantes son los espacios de los muros cortina de vidrio tan usados en la arquitectura moderna.

Firestop es un sinónimo de salvavidas en un edificio y sobre todo, hace que los incendios no se propaguen por todo el edificio en conjunto con otros sistemas activos contra fuego.